Proyecto Aurrerantz +

 

Nuestro proyecto Aurrerantz + ha ido evolucionando, creciendo y adaptándose a las nuevas necesidades de nuestro alumnado. Como ejemplo de ello es que este año incluimos un nuevo grupo de alumnos/as. Desde el año 2016 impartimos certificados de profesionalidad a jóvenes con discapacidad intelectual que trabajan en empresas de empleo protegido y que necesitan acreditar su formación. Creemos que realizar las FCTs en el extranjero les puede aportar una mejora en su autoestima y autonomía a nivel profesional y personal necesaria para el ámbito laboral.  Así mismo creemos que es el momento de dar una nueva dimensión a este proceso de  internacionalización incluyendo al profesorado en las movilidades y conseguir así que no se quede solo en el alumnado. Para llevar a delante esta tarea, nos apoyamos en nuestros socios europeos, que ofrecen a nuestros alumnado y ahora también a nuestro profesorado, la posibilidad de completar su formación en otros países.
Queremos aportar a los/as participantes una experiencia profesional europea que les ayude a mejorar sus competencias profesionales y aumentar sus oportunidades en el mundo laboral. Los tipos de movilidad que hemos elegido son:
1.- Estancias de estudiantes de FPB en empresas en el extranjero. Con dos perfiles de alumnado diferenciados:
 a.- Jóvenes entre 16 y 21 años, con discapacidad intelectual leve/media con una autonomía limitada. Estos alumnos/as forman parte de nuestra Sección de Aprendizajes de Tareas (SAT).
b.- Jóvenes entre 15 y 19 años que no han alcanzado los objetivos mínimos en la ESO , y en la mayoría de los casos ha derivado en fracaso escolar. Estos adolescentes nos llegan con graves problemas de autoestima y arrastrando problemas (familiares, sociales, cognitivos...) que les han impedido conseguir el graduado.
2.- Estancias de estudiantes de FP en centros en el extranjero para realizar un módulo teórico mas prácticas. Jóvenes que están cursando un ciclo formativo de grado medio. La mayor parte de nuestro alumnado ha cursado antes FPB y por lo tanto han sufrido fracaso escolar y están, o han estado, en riesgo de exclusión social.
NOVEDADES en el perfil de los participantes:
3. Jóvenes con discapacidad intelectual que trabajan en empresas de empleo protegido y que están realizando/han realizado en nuestro centro el certificado completo de profesionalidad de diferentes áreas.  Realizarían parte de las FCTs en el extranjero, lo cual mejoraría su autoestima y autonomía a nivel profesional y personal.
4. Movilidad de una de nuestras profesoras (Ane Ruiloba) para realizar un aprendizaje por observación de un mes en un centro noruego que trabaja mediante la metodología Montessori. La elección de la participante en esta movilidad ha sido realizada de forma que se pueda sacar el mayor rendimiento en este periodo de observación de un mes. Nuestra profesora ya cuenta con la acreditación lingüística del B2 en noruego lo que la va a permitir interactuar con el alumnado y tomar parte en la vida diaria del centro y en la formación que el resto del profesorado reciba allí.
5. Profesorado de FP para realizar una semana de job shadowing en centros europeos para conocer las mejoras educativas en centros punteros que ya llevan años trabajando con ellas.
El largo recorrido de nuestro proyecto, que remonta al año 2007, nos da la experiencia que nos hace saber que los participantes con necesidades educativas especiales y los jóvenes en riesgo de exclusión no pueden ir solos; además, algunos de ellos serán menores de edad. Por todo esto se requerirá que dos personas del centro viajen con cada grupo y los monitoricen y apoyen en todo momento. La decisión sobre el número de acompañantes no ha sido arbitraria, sino seriamente estudiada y analizada. Un acompañante sería escaso, dado que en el caso de que ocurriese cualquier incidente con un participante y el acompañante tuviese que acudir con él (ej. hospital, médico, etc) el resto se quedaría solo, y más de dos acompañantes sería excesivo. Además, la experiencia nos dice que desde el punto de vista de la organización funcionar con más personas podría suponer un problema de logística, ya que por ejemplo en un minibus caben 9 personas. Si bien uno de los objetivos que busca el proyecto es la adquisición de autonomía por parte de los participantes, hay que tener siempre en cuenta que algunos de ellos necesitan una planificación y supervisión en las tareas diarias: higiene, alimentación, transporte...
Cuando nuestro proyecto Aurrerantz comenzó lo hizo para facilitar la movilidad a 8 alumnos/as con discapacidad intelectual (con dos acompañantes) para realizar parte de sus FCTs. A lo largo de los años el proyecto ha ido cambiando, incluyendo a otros grupos de participantes de otras secciones del Centro San Viator. Así en esta nueva convocatoria pedimos la movilidad para 81 participantes (con 12 acompañantes) para dos años en diferentes ámbitos:
-formación en empresa
-formación en cetros de FP+empresa
-Job shadowing para profesorado